6 momentos divertidos, grotescos y también perturbadores de Jennifer Lawrence

0
1

Con su personalidad arrolladora, Jennifer Lawrence ha sacado carcajadas a más de uno gracias a sus ocurrencias, sus gestos, espontaneidad, caídas y hasta reacciones, que son motivos de memes y noticias virales en las redes. Y en estas horas, a la vez que salió el tráiler de su próxima película, Dont look up, que protagoniza con Leonardo DiCaprio, se acaba de anunciar que será madre.

Jennifer comenzó en la actuación a temprana edad actuando en pequeños papeles. Pero con Winter‘s Bone logró asegurar un cupo al éxito, obteniendo nominaciones a las grandes ligas: Oscar, Golden Globes y Sindicato de Actores. Su participación en el cine independiente la puso en la mira de los jurados de la Academia de Hollywood.

A sus 20 años se convirtió en una de las tres actrices más jóvenes en obtener premios de altos rangos. Sin embargo, fue hasta dos años después que logró recibir el aclamado galardón por su actuación en Silver Linings Playbook como Tiffany Maxwell, al lado de Bradley Cooper. Se convirtió en la segunda actriz más joven en recibir un Oscar.

Jennifer Lawrence, con la estatuilla más deseada
Jennifer Lawrence, con la estatuilla más deseada (Ian West/)

La crítica la considera una de las actrices más talentosas del mercado. De hecho, en 2012 la revista Rolling Stones hizo una destacable mención acerca de sus capacidades actorales: “Es la actriz joven más brillante del momento en Estados Unidos”.

Lo más asombroso es que la propia Jennifer afirmó en varias ocasiones que nunca ha estudiado de manera formal la carrera de actuación y mucho menos, se ha integrado al teatro. Asegura que todo lo que sabe se lo debe a su capacidad de análisis al ver actuar a otros.

Aunque suene increíble, ya ha pasado casi una década desde que protagonizó Los Juegos del Hambre, el papel que la llevó al estrellato. Lawrence en la actualidad es una de las actrices mejores pagadas, según la revista Forbes.

Jennifer Lawrence en "Los Juegos del Hambre"
Jennifer Lawrence en «Los Juegos del Hambre»

Los 6 momentos más icónicos de Jennifer Lawrence

Pero Jennifer es más que una actriz exitosa: su auténtica personalidad, sin filtros, la ha hecho ser una gran bromista ante las cámaras. Hay momentos que revela su autenticidad sin filtros… como una más del montón. Perfectamente podría tener un programa de stand up. Aquí, sus ocurrencias.

¡Adiós, glamour!

Jennifer Lawrence
Jennifer Lawrence (Foto: Getty Images) (Kevin Winter/)

Todos nos hemos caído en algún momento, pero hacerlo en una alfombra roja ya es otro nivel. Con docenas de fotógrafos pendientes de cada, por seguro el momento quedará grabado para la historia. En varias ocasiones Jlaw, como muchos suelen decirle, ha pasado por eso; cuando fue a recibir su Oscar fue uno de esos también. Y además, en su discurso de agradecimiento, demostró que aún no se creía el éxito que estaba cosechando.

Lawrence se ha burlado de sí misma en más de una ocasión. A respuesta de su clásica caída en los Oscar, comentó, entre risas: “Yo me caigo todos los días. Todo el tiempo”. ¡Auch! ¿Cuántos moretones se habrá llevado la estrella?

¿Quién no se emocionaría al ver su ídolo?

Parece que la velada del Oscar en el 2013 fue inolvidable para ella. Tras su caída al recibir su galardón, recibe una entrevista con la cadena de televisión: abc. Lo que ella no esperaba es que fuese interrumpida por uno de sus actores favoritos (y con razón): Jack Nicholson.

Con la autenticidad que la caracteriza, Jennifer se sorprendió sin filtros por la aparición de Jack. El actor le comenta al aire: “Vine a felicitarte por tu gran trabajo. Lo siento por interrumpir (…) Amé tu nueva película. Es muy buena”. Ella seguía sorprendida al ver que él seguía bromeándole en vivo. “¡Oh, Dios mío! ¿Él sigue ahí?” Su risa nerviosa y sorpresiva lo dice todo.

E incluso, bromearon juntos “tú luces como una de mis anteriores novias”. Ella le responde: “¿En serio? ¿Te parece que luzco como una?”, pero parece que ella demoró en salir del estado sorpresivo.

Jennifer Lawrence
Jennifer Lawrence en la entrega de los Oscar

La actriz no le teme a nada y mucho menos a los momentos incómodos (y raros). En una de las entrevistas reveló un par de momentos más incómodos que ha vivido siendo una estrella reconocida. Uno de los más jocosos fue cuando saludó al aclamado y reconocido director, Francis Ford Coppola. Se dio cuenta que su vestido estaba abierto y mostró más de lo que debía, sin reparos. ¡Ay, Jennifer!

Otros de sus extraños sucesos fue cuando una mujer mayor la saludó confundiéndola con la actriz británica fallecida, Elizabeth Taylor. ¡Wow! Cualquiera quisiera ser confundida con ella.

Lawrence es la reina del ‘photobomb’ en las premiaciones

Jennifer Lawrence
La actriz suele bromear en las ceremonias

Definitivamente la actriz ama las bromas, las muecas y parece que se divierte bastante en las alfombras rojas. Ha saboteado varios momentos serios. Entre sus víctimas del ‘photobomb’ fue Taylor Swift quien se dio cuenta tiempo después (varios días después, en realidad, gracias a Ryan Seacrest).

Pero ella no ha sido la única… Emma Stone también ha sido víctima. Esto como prueba de que ambas son excelentes amigas luego de unos rumores de su supuesta “enemistad”.

Por último, también de las más recordadas: Sarah Jessica Parker en el MET Gala 2013 cuando intentó acariciar su tocador.

La reina de los gifs y memes

No hay mucho misterio, ni mucho que contar. Pero Jennifer ama hacer muecas a propósito ante los fotógrafos de las premiaciones. A prueba de ello, busca en tu WhatsApp gifs de la actriz y lo comprobarás. Varios de ellos saldrán con una mueca muy divertida. No todos registran de manera fotogénica con muecas. Ella sí que es una afortunada y sabe pasarla muy bien en las cámaras.

Jennifer Lawrence
Uno de los tantos memes que la tienen como protagonista. En esta ocasión, junto a Jack Sparrow, de Piratas del Caribe

Sus fotos íntimas fueron robadas de la nube

Aunque la actriz muy pocas veces ha mostrado su vida íntima (de manera abierta) o ha vivenciado múltiples escándalos. Pero, aunque no fue un momento icónico; sí fue uno duro para ella. Jennifer fue víctima de fotos desnudas filtradas por unos hackers que se metieron en el sistema de almacenamiento, iCloud.

Admitido por ella misma, fue un regalo fotográfico que le hizo a su ex novio Nicholas Hoult con quien sostuvo una larga relación desde el 2010 hasta el 2014. Para Lawrence este hecho fue aberrante y lo consideró como una “violación sexual” a su intimidad. No planeó demandar a Apple como otras víctimas de este “fraude” informático.

Un hombre de Connecticut fue condenado en el 2018 a ocho meses de prisión por su participación en un escándalo de piratería informática en el que se hicieron públicas en internet fotografías de desnudos de la actriz y otras celebridades, según el abogado del hombre.

El hombre, George Garofano, de 26 años, se había declarado culpable en abril de acceder a unas 240 cuentas de Apple iCloud y robar información privada de los usuarios. Era uno de los cuatro hackers implicados en una trama de phishing en 2014 que engañó a la gente para que revelara sus nombres de usuario y contraseñas. Los otros tres hackers han sido condenados.

Lawrence empieza una nueva etapa

El sexto momento más icónico para Jennifer Lawrence. La actriz contrajo matrimonio en 2019 con el director de una galería de arte, Cookey Maroney. Luego de dos años, Jennifer espera un hijo (a). La representante informó de manera exclusiva a la revista People sobre el embarazo de Jennifer. Sin embargo, la pareja no ha dado declaraciones al respecto y no se tienen detalles sobre cuándo nacerá, ni cuál es el sexo del bebé. Esperamos ver lo bella que debe lucir embarazada en la próxima premiere de Don’t look up. Sabemos que seguramente disfrutará esta etapa en su vida, tanto como lo ha hecho en cada uno de sus momentos épicos.

Jennifer Lawrence en "No mires arriba"
Jennifer Lawrence en «No mires arriba» (NETFLIX/)

SEGUIR LEYENDO:

Lanzaron el tráiler de “The Matrix: Resurrections”: todo lo que se ve del regreso de Neo

“Antidisturbios”, la serie española que acorrala el poder policial