Flor Vigna rompió en llanto al hacer una reflexión por la pandemia: “Nunca se sabe cuándo se puede morir alguien”

0
5

“Buenas, me mandé así de una… Tengo mucha vergüenza con lo que voy a decir, pero la vergüenza es algo que trato en mi vida porque me quitó un montón de posibilidades. Y quiero que me chupe la vergüenza”.

Flor Vigna sorprendió a sus casi cinco millones y medio de seguidores de Instagram al hacer una transmisión en vivo este martes al mediodía. ¿El motivo? La situación sanitaria por la pandemia del coronavirus. “Estoy muy sentimental porque tengo gente muy cercana que la está pasando muy mal con esto del puto COVID-19. Y lo único bueno que me sale pensar en este momento es ahora o nunca”, dijo la actriz sentada en el living de su casa, frente al celular.

“Quiero compartirlo. Me está naciendo un gran sentimiento de ahora o nunca, porque realmente se está muriendo gente. Se está muriendo de verdad”, continuó Flor, que este año rechazó propuestos actorales para lanzarse como cantante. “Quiero contagiar que nos animemos, loco. A despertar un poco, a hacer planes nuevos, a hablar todo eso que tenemos que hablar, a perdonar”, incentivó a quienes la vieron en vivo: unas tres mil personas, según dijo en la transmisión quien luego publicó el video en su Instagram.

Allí, contó que en el marco de la pandemia y de sus sentimientos comenzó a revincularse con su familia –“estoy teniendo charlas muy copadas que sino no las hubiera tenido”-, que disfrutó de un viaje con su madre al Cerro Uritorco -al norte del Valle de Punilla- y comparte caminatas con su padre, quien “hace poquito se enteró de un par de cosas de salud”.

“Y, a la vez, estoy cumpliendo cosas personales que no hubiera hecho. Soy una cagona”, agregó y se percató: “No quiero contagiar miedo, no quiero contagiar una mala vibra”.

El llanto de Flor Vigna: "Nunca se sabe cuando se puede morir alguien"
La actriz no pude contener las lágrimas al hablar de la situación sanitaria por la pandemia del coronavirus

“Pero sí quiero contagiar esta cosa de ahora o nunca, que a mí me da mucho valor para hacer cosas que sino no me hubiese animado”, agregó y no pudo contener las lágrimas. “¡Ay! Me siento una pelotuda llorando en Instagram, pero me parece que estamos en un momento re especial y hay que animarse a hacer las cosas porque nunca se sabe cuándo se puede morir alguien, o cuando ya no te den las pelotas para jugártela y volantear un poco la vida”, dijo mirando a cámara.

Y agregó: “Entonces, si alguien está del otro lado y se quiere animar a hacer un sueño personal, o está muy peleado con algún familiar, realmente es ahora o nunca. Que se animen, que se animen ya porque no sé cuándo…”, intentó terminar la frase y volvió a quebrarse. “Qué pelotuda, me puse a llorar acá, me siento una boluda de mierda”, dijo y continuó su idea: “Pero ojalá que si alguien vio esto, que le sirva para volantear su día y dedicarse a las putas prioridades que queremos de verdad”.

E invitó a sus seguidores -y quienes la estaban viendo- a formar nuevos planes, a no caer “en el automático”, a jugarse por los proyectos y sueños personales. “Algo que también estoy aprendiendo es no estar todo el tiempo para el otro. Por más que estés rodeado de familia y amigos lindos, a no descuidarse. Yo me descuido mucho y después me frustro porque siento que no nutrí las cosas que quiero”, dijo sobre su experiencia. “Este año dije ‘voy a dejar de ser cagona, de darle bola a lo que dice tal periodista o tal colega, aunque sea desde el amor’”. Y aseguró que aquellos dichos “por más que sean desde al amor” pueden ser críticos.

“Quiero dejar ese lugar. Animarme, este año es un año que estoy invirtiendo mucho para eso: estoy con clases, ensayos, estoy quemada, pero ahora que estoy sola lo puedo hacer. Sentarme en la cama y decir ‘estoy orgullosa de mí’”, agregó la actriz.

“Es un momento muy especial que me pegó mucho por lo que le está pasando a gente cercana”, continuó la actriz que estaba visiblemente emocionada. “Es ahora o nunca, para animarte a lo que carajo quieras. Con tu familia, con amigos, con el amor, si amás a alguien decíselo. ¿Quién soy? Parezco una coach espiritual. Si les puedo compartir algo es ahora o nunca”, concluyó Flor Vigna.

SEGUIR LEYENDO:

Tras casi dos meses Benjamín Vicuña regresó a Buenos Aires, pero la China Suárez se fue a Miami con sus hijos

Germán Martitegui habló de los rumores que lo relacionan sentimentalmente con el dueño de un conocido restaurante

El Teto Medina ahora es operador socioterapéutico especialista en adicciones: “Uso mi experiencia para ayudar al otro”